Agua-Viento-Mar-Sol


Energía Hidroeléctrica

Fuente: réussir à figer l'eau !
Fuente: réussir à figer l'eau !

Fuente: Posted by sostenibilidadedp.com

El agua es una fuente inagotable de energía renovable con un gran potencial eléctrico. No obstante, según datos del Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía (IDAE), solo el 20% de la electricidad mundial procede de esta fuente de energía, cifra que asciende al 33% en los países desarrollados y que disminuye al 8% en el tercer mundo, según información de la UNESCO.

El agua y la energía están intrínsecamente interconectadas. Todas las fuentes de energía (incluida la electricidad) requieren del agua en sus procesos de producción: para la extracción de materias primas, la refrigeración de plantas térmicas, los procesos de limpieza, la producción de biocombustibles y para el funcionamiento de las turbinas.

Se requiere de la energía para que se pueda disponer de agua para uso y consumo humano (incluyendo el riego) a través del bombeo, transporte, tratamiento y desalación. Aun así, es la fuente de energía renovable más utilizada en el planeta.

Actualmente, Canadá, Estados Unidos y China son los mayores productores del mundo. A nivel europeo, España ocupa el tercer puesto en cuanto a potencia hidroeléctrica instalada, solo superada por Italia y Francia; y su parque hidroeléctrico supone el 10% del parque de los estados miembro de la Unión Europea. Una de los mayores beneficios de las plantas hidroeléctricas es que no requieren combustibles fósiles (gas, carbón o fuel) para generar electricidad.

Sólo dependen del curso del agua, dependiendo su disponibilidad de la hidraulicidad del año (año seco vs año húmedo, según pluviometría y parámetros climatológicos), donde períodos prolongados de sequedad ambiental y elevadas temperaturas limitan el accesos al recurso tanto para la actividad industrial y energética (producción en centrales hidráulicas y potencial de refrigeración en centrales térmicas), como para usos agropecuarios y domésticos.

Además, el impacto medioambiental se reduce drásticamente al no emitir gases contaminantes, ayudando a mitigar los efectos del cambio climático. La vida útil de las infraestructuras hidráulicas es muy larga, pero puede ser muy variable dependiendo del tipo de presa y construcción o de variables ambientales, como la erosión y acumulación de sedimentos, pero ha convertido a la energía hidroeléctrica en uno de los recursos renovables más utilizados en la actualidad.

Energía Eólica


Fuente: Posted by  Acciona.com

La "ENERGÍA EÓLICA" es la energía obtenida del viento. Es uno de los recursos energéticos más antiguos explotados por el ser humano y es a día de hoy la energía más madura y eficiente de todas las energías renovables.

El término “eólico” proviene del latín “aeolicus”, perteneciente o relativo a Eolo, Dios de los vientos en la mitología griega.

La energía eólica consiste en convertir la energía que produce el movimiento de las palas de un aerogenerador impulsadas por el viento en energía eléctrica.

BENEFICIOS DE LA ENERGÍA EÓLICA

La energía eólica es una fuente de energía renovable, no contamina, es inagotable y reduce el uso de combustibles fósiles, origen de las emisiones de efecto invernadero que causan el calentamiento global. Además, la energía eólica es una energía autóctona, disponible en la práctica totalidad del planeta, lo que contribuye a reducir las importaciones energéticas y a crear riqueza y empleo de forma local.

Por todo ello, la producción de electricidad mediante energía eólica y su uso de forma eficiente contribuyen al desarrollo sostenible.

De todas estas ventajas, es importante destacar que la energía eólica no emite sustancias tóxicas ni contaminantes del aire, que pueden ser muy perjudiciales para el medio ambiente y el ser humano. Las sustancias tóxicas pueden acidificar los ecosistemas terrestres y acuáticos, y corroer edificios.

Los contaminantes de aire pueden desencadenar enfermedades del corazón, cáncer y enfermedades respiratorias como el asma. La energía eólica no genera residuos ni contaminación del agua, un factor importantísimo teniendo en cuenta la escasez de agua.

A diferencia de los combustibles fósiles y las centrales nucleares, la energía eólica tiene una de las huellas de consumo de agua más bajas, lo que la convierte en clave para la preservación de los recursos hídricos.

 

Resumen de beneficios de la energía eólica

Energía que se renueva Inagotable

No contaminante

Reduce el uso de combustibles fósiles

Reduce las importaciones energéticas

Genera riqueza y empleo local

Contribuye al desarrollo sostenible


Energía Maremotriz


Fuente: gigatecno
Fuente: gigatecno

ENERGÍA MARINA Posted by BioEnciclopedia | Ene 15, 2014 | Recursos Naturales

DEFINICIÓN DE ENERGÍA MARINA

Se denomina energía marina o energía oceánica a toda aquella que es transportada por las olas, mareas, corrientes, salinidad o diferencias de temperatura y que puede aprovecharse a partir de tales recursos. Cualquier movimiento que procede del mar es energía cinética y potencial que se aplica en la vida actual.

El mar es poseedor de una gran cantidad de energía y puede proporcionar cantidades significativas de energía renovable para la población mundial.

TIPOLOGÍA DE LA ENERGÍA MARINA Los océanos o mares producen dos tipos básicos de energía: mecánica y térmica.La energía mecánica se produce de acuerdo con la rotación de la Tierra y la gravedad de la Luna, ya que ambas crean fuerzas mecánicas: mientras la primera crea viento en la superficie del océano y en consecuencia se forman las olas, la atracción gravitatoria lunar genera mareas y corrientes costeras.

La energía térmica, por su parte, se obtiene cuando el Sol calienta la superficie marina a la vez que las profundidades permanecen frías. Esta diferencia de temperatura permite que la energía se convierta en otro tipo de energía: la eléctrica.

Otra manera de clasificar la energía marina se relaciona con los métodos de conversión, y es una forma de desglosar la primera tipología.

Por consiguiente, existen 5 diferentes tipos de energía marina:

Energía de las corrientes. Se aprovecha la energía cinética de las corrientes para, principalmente, generar electricidad.

Energía osmótica. Se obtiene a partir de las diferencias de salinidad entre los flujos de agua dulce en el agua de mar.

Energía térmica. Utiliza las diferencias de temperatura entre la superficie y las profundidades para obtener energía.

Energía de las olas o undimotriz. Captura el transporte de energía de las olas mediante dispositivos que flotan o están sujetos al fondo marino.

Energía de las mareas o mareomotriz. Usa la energía potencial de la diferencia de altura entre la marea baja y la marea alta.

APLICACIONES DE LA ENERGÍA MARINA La aplicación más importante de los tipos de energía del mar es su aprovechamiento para generar electricidad, básica para los hogares, los transportes y las industrias. No obstante, también se aplica en actividades de desalinización del agua o bombeo del agua en embalses.

VENTAJAS DE LA ENERGÍA MARINA Constituye una forma de energía de la que el hombre puede disponer en cualquier tiempo, dependiendo del tipo que se utilice. Esto significa dos cosas: una, que es un recurso renovable, y dos, que lo seguirá siendo mientras existan los mares. Además, es una fuente de energía limpia que no contribuye a la emisión de gases de efecto invernadero y cuyo precio para la generación de electricidad es razonablemente bajo, si se toma en cuenta que el valor del petróleo y de los combustibles fósiles se incrementa cada cierto tiempo.

DESVENTAJAS DE LA ENERGÍA MARINA Es una fuente de generación de energía eléctrica relativamente nueva, por lo que sus impactos acumulativos en el medio ambiente no han sido estudiados profundamente. Por otro lado, no puede ser fácilmente útil para cualquier zona del mundo, ya que no todos los países cuentan con recursos marinos.

FUTURO DE LA ENERGÍA MARINA COMO RECURSO RENOVABLE En vista de la preocupación por la contaminación ambiental y los altos costos por utilizar fuentes de energía no renovables, el mar representa una opción cada vez más aceptada para generar electricidad, y se visualiza como un recurso que puede reducir la dependencia de los combustibles fósiles. En la actualidad, la búsqueda de nuevas opciones sostenibles genera interés por la energía marina y al parecer, irá aumentando conforme se conozcan sus bondades.