Sismo-Terremoto


Fuente: CENAPRED.MEX

Un sismo o temblor es un fenómeno en que el terreno se mueve repetidamente en todas direcciones. Cerca del punto donde se originó el sismo (epicentro) se perciben movimientos intensos tanto verticales como horizontales; mientras que en lugares alejados cientos de kilómetros, el movimiento predominante es el horizontal. 

Cuando se somete una construcción a movimiento horizontal del terreno, se generan fuerzas laterales (fuerzas de inercia o fuerzas sísmicas). Las fuerzas a que es sometida la estructura dependen de su masa y de su altura; mientras más peso en la parte superior, mayor es la fuerza lateral que se generará en la construcción. Estas fuerzas sísmicas se transmiten del techo (o la losa del piso superior) hacia los elementos resistentes (muros, columnas), que a su vez las transmite a los pisos inferiores y finalmente a la cimentación, que transmite dichas fuerzas al terreno de apoyo. 

Para resistir estas fuerzas la estructura debe tener una cantidad y distribución adecuada de elementos resistentes como columnas o muros de carga, así como elementos horizontales (trabes y losas) que distribuyan las fuerzas sísmicas entre dichos elementos.

Cuando se excede la resistencia de los elementos estructurales la edificación sufre daños como agrietamientos, aplastamientos o grandes deformaciones que pueden llegar a causar incluso el colapso (el derrumbe total del edificio).Las viviendas que se ha visto que sufren mayor daño ante la acción de un sismo son las que no cuentan con elementos estructurales adecuados para resistir las fuerzas laterales, como las que produce un sismo.

Dos ejemplos de este tipo de construcciones lo conforman las viviendas de adobe y las de mampostería simple, las cuales se suelen construir sin elementos que confinen a los muros (como castillos y dalas).

Sin embargo, construcciones con mampostería confinada o reforzada también pueden ser vulnerables si no se cuenta con la cantidad necesaria de muros distribuidos uniformemente en dos direcciones perpendiculares (es decir, a lo largo y ancho de la casa). Mientras más niveles tenga la construcción más vulnerable será.

Por supuesto el peligro de daños por sismos es mayor si la construcción se ubica en una zona del país de mayor intensidad sísmica.En un mismo evento sísmico, los movimientos de las estructuras son muy diferentes dependiendo del tipo de terreno sobre el cual se desplanten.

En terrenos con suelos blandos, es común que las personas sientan un mayor movimiento y que los edificios se balanceen fuertemente, debido a la amplificación de las ondas sísmicas al pasar por estos suelos.

En estos suelos es común observar ondas superficiales que semejan olas y que se propagan por las calles; tales ondulaciones suelen deformar permanentemente el pavimento después de un sismo, los edificios pueden sufrir grandes desplazamientos y en ocasiones fallas en la cimentación, que provocan el volcamiento de las estructuras. Cuando el movimiento de los edificios coincide con la forma de oscilación del suelo, durante el movimiento sísmico, se dice que entran en resonancia y, por lo tanto, los movimientos de los edificios se amplían aun más.

Aqui, se alista y desglosan una serie de terminología y temas  resumidos para entender más los temblores, sismos, terremotos.

Empresas e Inmobiliarias con los edificios más dañados,  presione aquí


Fuente: CENAPRED.MEX

Los elementos estructurales son las partes de una construcción que sirven para darle resistencia y rigidez. Su función principal es soportar el peso de la construcción y otras fuerzas como sismos, vientos, etc. Los principales tipos de elementos estructurales son: Los muros de carga de mampostería (formados por; bloque, tabicón, tabique o ladrillo, adobe e incluso de piedra).

Estos pueden ser:

Muros de mampostería confinada: están rodeados de elementos de concreto reforzado como castillos (verticales) y dalas o cadenas (horizontales).

Muros de mampostería reforzada: tienen huecos que se refuerzan con acero y concreto en su interior por lo que este refuerzo queda oculto, como en los "muros de acabado aparente".

Mampostería simple: no cuenta con algún refuerzo o éste es insuficiente y prácticamente no le ayuda.

Muros de concreto

Columnas (elementos verticales de concreto reforzado, de acero o de madera)

Vigas o trabes (elementos horizontales de concreto reforzado, de acero o de madera)

Losas (sistema de techo o de piso de niveles superiores, por lo general son de concreto reforzado)

Escaleras (metálicas o de concreto, ya sea interiores o exteriores).

Generalmente se consideran un sistema independiente a la estructura de la edificación.

Cimentación (zapatas de concreto o de mampostería de piedra, cajones o pilotes)

Otros elementos como diagonales de acero, cables de acero, etc.

La función básica de los castillos y dalas es ligar y mantener unidos los muros entre sí para que no se abran. Los castillos también los ayudan a soportar cargas verticales y refuerzan al muro para que no se voltee.

Cuando el muro se agrieta por un sismo o se asienta, los castillos y dalas controlan el agrietamiento y evitan el colapso.