CRADLE TO CRADLE


Cradle to Cradle (C2C) | editado por de Blog de residuos " La cuarta R"

 

Rediseñando la forma en que hacemos las cosas William McDonough  y Michael Braungart, son los padres del concepto Cradle to Cradle, el paradigma del diseño que promete eliminar el concepto de residuo  por completo. Ellos lo llaman la Segunda revolución industrial.

Significa literalmente de la cuna a la cuna y también puede traducirse como desde el origen al origen. Se inspira en la naturaleza, donde no hay lugar para el concepto de residuo dado que los residuos de un organismo son los nutrientes de otro.

Cradle to Cradle es una filosofía de diseño que promueve la producción de productos y servicios basados en patrones que se encuentran en la naturaleza, eliminando el concepto de residuo y dando prioridad a la salud y la sostenibilidad. Al evitar los residuos y ampliar la reutilización, el reciclaje y compostaje,

Cradle to Cradle es una estrategia rápida, barata y eficaz en la lucha contra el cambio climático, según sus autores.

La clave está en los circuitos cerrados

La materia debe fluir. Puede parecer un mantra espiritual pero se trata de la clave del concepto C2C. Para que la industria pueda maximizar el valor de sus materias primas sin dañar el ecosistema, los materiales deben circular permanentemente en circuitos cerrados de producción y reciclaje. Según los autores, los productos deben fabricarse a partir de componentes puros y fáciles de desarmar a fin de crear objetos fáciles de reciclar o por el contrario crear objetos totalmente bioreciclables que no necesiten ser reciclados en absoluto. Lo fundamental es diseñar objetos que no mezclen elementos biológicos con elementos tecnológicos puesto que es entonces cuando son imposibles de recuperar.

Metabolismo Biológico

Los materiales que fluyen de manera óptima a través del metabolismo biológico se llaman nutrientes biológicos (por ejemplo, el ciclo del nitrógeno). Según la definición de los productos C2C, los nutrientes biológicos son biodegradables y no suponen un peligro inmediato o eventual a los sistemas vivos. Pueden ser utilizados para fines humanos y ser devueltos al medio ambiente para alimentar otros procesos biológicos.

Metabolismo técnico Un nutriente técnico es un material, con frecuencia sintético o mineral, que se mantiene de forma segura en un sistema de circuito cerrado de fabricación, recuperación y reutilización (el metabolismo técnico), manteniendo su valor a través de muchos ciclos de vida del producto. Según la filosofía Cradle to Cradle, el producto debe ser utilizado por el cliente pero el fabricante debe ser su propietario. Así el fabricante mantiene la propiedad de unos materiales valiosos para su reutilización mientras que los clientes reciben el servicio del producto sin asumir la responsabilidad de su reciclaje (un eco-arrendamiento). 

Certificado Cradle to Cradle La certificación Cradle to Cradle es la etiqueta verde , prestigiosa importante de conseguir y aplicar. La concede la McDonough Braungart Design Chemistry (MBDC) y señala a las empresas y los productos que ellos persiguen controlar y mantener la salud humana y medioambiental de forma demostrable y medible, que respetan las consideraciones sociales en el diseño del ciclo de vida del producto. Los productos y servicios Cradle to Cradle deben garantizar el uso de materiales ambientalmente seguros y saludables; con un diseño enfocado a la reutilización, el reciclaje o el compostaje; que utilizan energía renovable y son eficientes energéticamente hablando; el uso eficiente y respetuosos del agua. Cuando un candidato logra demostrar estos requisitos, se le otorga en certificado y se le clasifica como Plata, Oro o Platino según su grado de excelencia.

Starting a Revolution

In 1992, William McDonough and Dr. Michael Braungart published The Hannover Principles: Design for Sustainability. In 2002, they published Cradle to Cradle: Remaking the Way We Make Things, encapsulating a journey of discovery about materials as biological or technical nutrients and their use periods and their evolution. They created a framework for quality assessment and innovation: the Cradle to Cradle Certified™ Products Program.


In 2010, after 20 years of working with companies, they saw a need to scale up the transformation. They gifted a license to the certification system and methodology to the public through the creation of the Cradle to Cradle Products Innovation Institute. The non-profit Institute is an agent of change through open source information.



The mission of the HPDC Foundation is brought to life predominantly by staff of the Health Product Declaration Collaborative who work with manufacturers and product end-users to develop technical standards and drive the transparency necessary for a healthier built environment. They are committed to ensuring that your “right to know” as a consumer, translates into increased product ingredient disclosure from manufacturers of everything from what goes into making your office furniture and carpeting to paint and the baby’s crib in your home.