Protesta contra "Proveedores de la Construcción".

Protesta contra "Proveedores de la Construcción".


Fuente. chile.cubica I nov2017

La nota de protesta es contra las grandes tiendas que prácticamente son monopolios. Chile tiene muy baja competencia en cuanto a proveedores de productos para la construcción, este mar de proveedores están ubicados, casi la mayoria centradas en el gran Santiago región Metropolitana , Segunda, Quinta y la VIII región, para el resto del país  la provisión de materiales para la construcción es paupérrima y acaso es nula.

Estas por lo general son cuatro y se encuentran ubicadas en las grandes tiendas, principalmente en malles donde se ubican los retails (ventas al por menor), ahí donde están todas las tiendas anclas.  

Estas mega tiendas pareciera que se pusieran de acuerdo en que vender como vender y donde vender, ahora lo que indigna acá, son las varias irregularidades que prima, es como tienen un control absoluto del mercado. Estas grandes tiendas venden solo el producto que tiene más salida y con más utilidades, el resto de materiales solicitados son solo a pedido y si las solicita, toman estas tiendas a veces más de un mes en proveer ese material o producto que usted requiere,  que no tiene nada de particular, sino porque es de una calidad superior a la media o tiene distintas medidas de lo normal y además estas tiene muy poca venta.

Las tiendas controlan todo, sin que usted se dé cuenta, han ido desapareciendo de apoco las ventas por unidad de 1 Kg. de 5 Kg. ( un ejemplo la compra de Bekron), las herramientas especiales importadas, las marcas diferentes, la variedad en que elegir, tomando en cuenta en consideración con los atendedores (vendedores-asistentes) al pasar de los años fueron desapareciendo cada día, hoy hay menos asistentes, antes había uno por cada pasillo hoy ninguno, usted pierde más tiempo en buscar un vendedor que en buscar el propio material, a pesar de que son tiendas diseñas para que usted se sirva y elija usted mismo lo que quiere, sin presión de venta, esto de buscar  un atendedor ocurre debido a que donde debiera estar el producto no está, por tanto usted solo ve de inmediato el producto similar porque está a la vista, porque es el producto donde ellos obtiene una mejor ganancias, el que usted quiere está  pero no a la vista, porque en ese producto las utilidades son menores.

Ahora, estas grandes tiendas también tienen otros servicios, ofrecen fabricar y proveer su cocina, en este caso se encuentran con vendedoras que están trabajando en el ordenador suponiendo trabajo atrasado o realizando presupuesto y no atinan a pararse a mostrar el producto, ellas contesta diciendo que todo el producto que venden es importado y de la mejor calidad, cuando a simple vista se ve que es un producto de muy baja calidad en cuanto a su fabricación se refiere y sin tomar en cuenta que la muestra está muy maltrecha en su presentación.

También ofrecen servicios especiales de instalación (Cálefont) , esto ya sale fuera de cualquier comentario es pésima la organización de este servicio es denigrante, es un chiste estas tiendas cobran por la visita y llegan con la boca abierta miran el lugar como que fuera otro planeta "Marte", usted debe comparar no solo  los materiales y cuando acepta el presupuesto de instalación llega otro maestro descalificando al primero que vino, yo los tomo del brazo y los mando a contar rebaños.

En la sección de venta empresas de estos locales, no hay un solo vendedor disponible de los tres que atienden para toda la tienda y a veces ninguno está en su puesto, donde debiera estar, ahora en caso que quiera el servicio de arrendar algún artículo esto toma más de dos horas por reloj en que salga usted con su artículo.

En otras tiendas similares de minoristas (fábricas y/o distribuidores) a usted lo atienden por número, pero cuando llega el comprador habitual lo atienden a él primero no hace fila y el problema del numerito es que usted arriesga de esperar que cuando le toque su número es decir le toca a usted, solicita entonces o consulta por el producto que usted quiere, pero el vendedor le dice que no lo tienen porque su producto está descontinuado por no decir obsoleto o esa marca ya no la trabajan  y se ha pegado o tomado el plantón de espera larguísimo (esta es una alución específicamente a una tienda que fabrica cerraduras chilenas en Vicuña Mackenna).

Indudablemente que estas mega tiendas son de gran ayuda, pero venden lo que ellos quieren vender, no lo que usted quiere comprar; aquel producto que es caro, tiene pérdidas y tiene poca salida, lo sacan de los escaparates y también ocurre que si tiene más ganancias con el alternativo lo cambian de inmediato y hacen desaparecer al producto original como por arte de magia.

Sin más, cuando se trata de productos especiales, uno debe recurrir al fabricante, que indudablemente busca estos proveedores en los buscadores de internet, acá la protesta es que se encuentra con seudas páginas que son espectaculares usted encuentra que a juzgar por la página web se ve y se persibe que es una magnífica fábrica proveedora y le contesta al teléfono la mamá, esposa, la novia que se hace las veces de secretaria y vendedora (y/o en masculino), y a veces su llamada es dirigida a un celular y empiezan de inmediato ellos a asociar que el producto que usted quiere, ellos lo tienen de siempre, ahora uno imaginariamente se da cuenta que si sigue adelante con la compra o con el compromiso de venta, va a caer en los tentáculos de la estafa.

Para sorpresa una fabrica pequeña comparada con una grande paradójicamente el precio del producto es el mismo es decir supongamos una fábrica que trabaja con 150 empleados y con tremendas premisas y maquinaria cobran exactamente el mismo valor en costo las pequeñas de 5 operarios y escasa maquinarias, insólito y es absurdo.

Ahora si usted es restaurador o se dedica a las renovaciones y si analizamos específicamente las puertas las alturas que antiguamente se vendían han ido cambiando de 2,10 cambio a 2,05 ahora quedan solamente de altura 2,0 mt., ni hablar de los marcos desaparecieron los espesores de 2”, si su puerta sale de lo común es de las medidas antiguas debe recurrir al fabricante que demora 25 días hábiles en fabricársela, si es que encuentra uno.

De momento si usted no va con su propio flete tiene tres días más por despacho , porque no cuentan con un servicio de entrega lógica para el comprador, porque no es su rubro el despacho.  El producto entonces que salga lisillanamente este al hombro del cliente; ni hablar del empaque o la envoltura a pesar del precio del artículo (caro) adquirido le cobran aparte por embalaje, como ser con un film alveolar (plástico con burbujas).

Toda esta protesta, no sé si será resuelta en el corto/largo plazo, lo que si se es claro la falta de competencia leal, no hay probidad en cuanto a la atención y en la seriedad en los precios.

Quizás lo que yo menciono acá es conocido por todos, es sabido a viva voz, pero nadie dice nada.

La atención principalmente va en desmedro del comprador porque la competencia es poca, por tanto usted está en sus manos y lo manipulan como quieren.

Poner o insertar esto (reclamo)  en el SERNAC (servicio Nacional del Consumidor) es como escribir en el agua.

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    Jose Chili (lunes, 22 enero 2018 10:07)

    PERFECTO EL ARTICULO